domingo, 4 de diciembre de 2016

Remedios Naturales, Medicina Alternativa, Medicina Integral

Al principio ...
Alrededor de nueve años atrás, decidimos llevar al mundo virtual nuestro interés en el tema de los remedios naturales y sus beneficios para la salud. Por dos años orientamos a nuestros lectores con noticias relevantes a este tema e informando sobre productos comerciales fabricados por compañias de alta reputación en Estados Unidos. La vida, y obligaciones profesionales, intervinieron para interrumpir lo que por dos años amamos y pusimos nuestro corazón y esfuerzo en mejorar cada día.

Ahora
Volvemos nuevamente al mundo virtual, con la misma promesa, entusiasmo, deseo de mejorar e intención de llevar al público hispano el tema de los remedios naturales y su uso, junto con la medicina moderna, para mejorar nuestra salud y la de los que nos rodean, incluyendo mascotas !

Mi opinión
En un aparte personal, yo poseo un grado en Ingeniería Electrónica y sobre treinta años de experiencia en esta profesión. Como Ingeniero, soy fiel creyente del método científico y su procedimiento de observar, medidar y experimentar para corroborar (o descartar) creencias y convertirlas en hechos. Esta es la ventaja de la medicina moderna, pero a la misma vez, no puede negar que todavía, en ciertas áreas de la salud, le falta mucho por descubrir y llevar lo que se encuentre, a nivel individual, de una forma efectiva, duradera y económica. La medicina moderna comercial lleva a la mayor cantidad de personas el remedio comercial recomendado o bajo estudio, sintetizado o purificado de modo que se simplique el determinar causa y efecto. La literatura médica moderna está llena de estadísticas indicando como el remedio mejoró la salud en x% de pacientes. ¿Pero donde está el remedio para el x% que desafortunadamente no tuvo efecto, o peor, causó daño?.

Debemos estar informados y conocer de opciones
Está en cada uno de nosotros, personalmente y ayudando a otros, informarnos y en conjunto con la medicina moderna, tomar la mejor decisión sobre el uso de remedios naturales y medicina alternativa, integrado con la medicina moderna, en el manejo de nuestra salud y seres queridos.

¿Quiere saber mas?
Visitenos en nuestra pagina web Remedios Naturales y Medicina Alternativa y no dude en dejarnos su comentario o preguntas.

viernes, 30 de octubre de 2009

Probioticos y alergias

Algunos estudios prospectivos muestran la posibilidad de usar probióticos en fases iniciales de la vida, para mejorar los síntomas de la enfermedad atópica en lactantes con riesgo de presentar alergias. Por otro lado, parece ser que los probióticos pueden modular la respuesta inflamatoria intestinal y mostrar un posible efecto clínico en algunas patologías como la colitis ulcerosa y la enteritis regional.

Hay estudios que no encuentran efectos favorables de los probióticos y otros que los encuentran con un probiótico y con otro no, por lo que es necesaria una mayor investigación en este terreno. El problema es que, detrás de todos estos estudios, siempre hay intereses económicos que pueden confundir al consumidor.

Esto es lo que explica la reciente guerra del yogur. Yogur es la leche fermentada con dos tipos de gérmenes: Streptococcus thermophilus y Lactobacillus bulgaricus. Si posteriormente el producto se pasteuriza, se eliminan estos microorganismos y se obtiene el yogur pasteurizado después de la fermentación, que se puede conservar fuera de la nevera y tiene una fecha de caducidad más amplia.

En la actualidad no hay unanimidad sobre en qué medida los microorganismos del yogur y otras leches fermentadas son capaces de resistir las condiciones adversas del tracto gastrointestinal, llegar viables al intestino grueso y, allí, ser lo suficientemente competitivos para colonizarlo, mantenerse activos y ejercer los efectos beneficiosos que se les atribuye. Algunos expertos afirman que el consumo de 8 yogures semanales nos puede aportar ya algún beneficio en nuestra salud.

En cualquier caso, sí parece haber total coincidencia en que, para que se puedan manifestar estos efectos beneficiosos, debe haber un consumo regular y prolongado. Además, dado que no se conocen efectos adversos derivados de la ingestión de estos productos, el consumidor, por lo menos, obtendrá otros valores nutritivos que sí están claramente demostrados. A pesar de todo ello, la industria sigue buscando otras cepas que sean resistentes al tracto gastrointestinal y demostrar que sí pueden ejercer un efecto probiótico.

Por ejemplo, en Estados Unidos existe una amplia gama de suplementos dietéticos de este estilo, entre los que actualmente destacan los que contienen Lactobacillus GG, que ha demostrado efectos beneficiosos en dosis de 1010 unidades formadoras de colonias (UFC) y Lactobacillus reuteri que también se comercializa en dosis de 1010 UFC.

Cabe destacar que el ámbito de los prebióticos y los probióticos es muy prometedor, y sus distintas aplicaciones apuntan a la prevención de afecciones de alta prevalencia en las sociedades desarrolladas, como son las alergias y el cáncer. Hasta el momento, el número de estudios científicos rigurosos que encuentran efectos beneficiosos por el consumo regular de estos productos es muy elevado, y el interés en profundizar en este ámbito es creciente. Sin embargo, la inclusión de estos alimentos en la alimentación no excluye que ésta deba ser adecuada.

En cualquier caso, la ingestión de alimentos prebióticos o probióticos debe hacerse en el marco de una alimentación variada y equilibrada. Sólo de este modo estos productos pueden ayudar a conseguir una correcta nutrición y una mejor calidad de vida de los individuos.

lunes, 26 de octubre de 2009

Probioticos, Cáncer y Colesterol

Previene el Cáncer

Estudios epidemiológicos recientes han encontrado una relación inversa entre el riesgo de presentar diversos tipos de cáncer y el consumo de dietas que incluyen alimentos probióticos. Éstos pueden reducir las enzimas que transforman los procarcinógenos en carcinógenos e inhibir el desarrollo de tumores malignos.

Reduce la concentración de colesterol en sangre

El mecanismo podría ser debido a que los ácidos grasos de cadena corta pueden alterar la síntesis de colesterol. Además, las bacterias pueden conjugar ácidos grasos biliares y facilitar su eliminación a través de las heces.

La disminución enterohepática de ácidos biliares hace imprescindible que el hígado retire colesterol de la circulación para poder sintetizar más sales biliares. Sin embargo, los estudios que han demostrado estos efectos de disminución del colesterol han utilizado dosis de yogur «irreales» (> 2 litros al día).

viernes, 23 de octubre de 2009

Efectos beneficiosos que pueden ejercer los probióticos sobre el organismo

• Mejora de la digestibilidad de la lactosa

• Regulación del tránsito intestinal

• Mejora de la respuesta inmunitaria

• Puede «ayudar» a prevenir el cáncer

• Regulación de los valores de colesterol plasmáticos

• Modulación de las enfermedades atópicas

lunes, 19 de octubre de 2009

Digestibilidad de la lactosa y los probioticos

En general, el yogur y las leches fermentadas con probióticos son mejor toleradas que la leche por las personas intolerantes a la lactosa. Una buena parte de la población adulta presenta esta intolerancia a la lactosa, que se debe a una disminución de la actividad de la enzima lactasa en la mucosa intestinal. La lactosa no digerida produce un efecto osmótico y, al llegar al intestino grueso, es fermentada por la biota nativa, lo que da lugar a la síntesis de ácidos grasos de cadena corta (acetato, lactato, butirato) y gas (CO2, metano e hidrógeno).

Esta secuencia da lugar a los síntomas de la intolerancia: flatulencia, dolor abdominal y diarrea.

La mayoría de probióticos sintetizan beta-galactosidasa, que también puede hidrolizar a la lactosa, con lo que pueden ayudar a paliar estos síntomas.

viernes, 16 de octubre de 2009

Mejora de la respuesta inmunitaria con probioticos


Se ha demostrado en animales que el tejido linfoide asociado al intestino aumenta su capacidad de respuesta a patógenos, cuando el intestino recibe probióticos durante un tiempo continuado.

Los probióticos, además de frenar el desarrollo de patógenos, refuerzan la acción del intestino
como barrera, con lo que evitan que los microorganismos perjudiciales puedan pasar al torrente circulatorio. También aumentan la actividad de linfocitos y macrófagos, y estimulan la respuesta inmunitaria humoral al aumentar la producción de a-interferón (con efectos antivíricos, profilácticos y activadores de las células NK), lo que mejora la permeabilidad intestinal alterada con la inflamación.

miércoles, 14 de octubre de 2009

Estreñimiento y los probioticos

Algunas leches fermentadas con bifidobacterias son capaces de reducir el tiempo de tránsito intestinal entre un 10 y un 22%, dependiendo de la dosis, lo que es beneficioso para las personas que tienen tendencia a presentar estreñimiento. Por otro lado, también modulan el tránsito a las personas que tienen tendencia a presentar diarreas.

Así, se ha observado en numerosos estudios que existe una menor incidencia de episodios, y una menor duración de éstos, en personas que ingieren probióticos, tanto en diarreas infantiles, diarrea del viajero, la asociada con el consumo de antibióticos o la causada por la maldigestión de la lactosa.

Un metaanálisis reciente de 9 estudios ha demostrado una disminución de entre el 61 y el 65% del riesgo de diarrea asociada a antibióticos.